Detalles:

La hermosa ciudad, que por sus restos artísticos y arquitectónicos la han llamado “la Perla del ‘500”, todavía conserva intacta su belleza. Subiendo por los empinados borgos, los visitantes podrán descubrir hermosos palacios e iglesias, donde los más grandes arquitectos del Renacimiento transfundieron su arte sin igual.
Para ver: la espléndida Piazza Grande, la Catedral de la fachada incompleta y el Ayuntamiento, todos alrededor de palacios del periodo del Renacimiento. En el valle debajo del pueblo, en un panorama inolvidable, se distingue el elegante Templo de San Biagio.
Montepulciano es también un vivaz centro cultural: entre los eventos más conocidos encontramos el “Cantiere Internazionale d’Arte” y la representación popular del “Bruscello”. A la economía agrícola, siempre importante, se observa en la actualidad una fuerte vocación turística, que evidencia uno de los componentes más importantes en las Termas de Montepulciano, en la localidad de S. Albino, donde se utilizan las propiedades curativas del agua y el fango.